(Actualizado Febrero 2018)

Vientre plano.. ese sueño de muchas.

En algún momento de tu vida seguro que has dicho, vaya barriga tengo, que envidia esa chica que tiene un abdomen plano.

Yo no promuevo reducir tripa porque sí, por cuestiones estéticas, aunque sí es verdad que un vientre plano o al menos tener menos barriga, nos hace sentirnos mejor con nosotras mismas, sobretodo a la hora de vestirnos.

Yo solo quiero que te sientas bien, que te quieras, y sobre todo que tu salud sea muy buena. Es lo único que me mueve. Promover una alimentación sana, que te haga sentir bien. Y como consecuencia mejorar tu cuerpo, en todos los sentidos, estéticamente, pero también por dentro. 

Por ello quiero contarte los trucos que te ayudaran a bajar la barriga para sentirte un poco mejor.

¿Quieres un vientre plano? Te doy los trucos que funcionan:

 

  • Usa jengibre en tus comidas

El jengibre es un antiinflamatorio intestinal, por lo que resulta muy útil si quieres tener el vientre plano y decirle adiós a la barriga.

Se puede añadir en las ensaldas rallándolo, en las pastas, en los batidos.

Un batido que me gusta es con fresas congeladas, un trozo de jengibre, un chorro de leche de almendras y una cucharada de chía. Todo a la batidora y a disfrutar.

También puedes disfrutar de un rico té de jengibre.

 

  • Incluye semillas

Las semillas de chía y las de lino, aportan omega 3 y  fibra, entre muchas.

El omega 3, es una grasa fundamental para combatir las grasas de nuestro cuerpo.

La fibra ayuda a combatir el estreñimiento.

Y es este combo lo que las vuelve de gran ayuda para conseguir un vientre plano.

Al igual que el jengibre, inclúyelas en batidos, ensaladas… yo las uso en mi desayuno siempre, ya sea en porridge de avena o en tortitas.

 

 

  • Olvídate del chicle

Aunque viene muy bien cuando tienes ansiedad, o para olvidarte un poco de esas ganas de comer que te entran de repente, también tiene sus contras.

Al estar constantemente masticando lo que hacemos es que entra aire, por tanto, mayor hinchazón abdominal y más lejos del vientre plano. Así que procura no estar todo el día con él y solo úsalo en momentos puntuales.

 

  • Incluye legumbres en la dieta

Aunque es cierto que pueden provocar gases e hinchazón, no debemos dejar de consumirlas.

Solo hay que tener en cuenta una serie de cosas: mastícalas bien, cómelas despacio y repártelas en otras comidas en pequeñas cantidades.

Si vas a preparar hummus, quítale la piel a los garbanzos para facilitar la digestión.

 

  • Destierra para siempre los refrescos

A parte de todo el azúcar que llevan los refrescos normales, y los edulcorantes como el manitol de las light, sus burbujas no hacen otra cosa nada más que hincarte. Sustitúyelas por té o simplemente por agua.

Puedes saborizar el agua también. Añádele unas hojas de menta o hierbabuena en la botella. O unas rodajas de limón, por ejemplo. También un poquito de jengibre, que comentaba antes.

 

vientre plano

vientre plano

 

 

  • Come yogures

Nos aportan probióticos, que mejoran la población de todas las bacterias beneficiosas que se encuentran en el intestino.

Algunos de los beneficios de los probióticos son:

  1. mejorar el estado de ánimo
  2. Restaurar el tracto intestinal.
  3. Evitan enfermedades como molestias digestivas, dolor de cabeza, irritabilidad…
  4. mejoran la capacidad para digerir los alimentos.
  5. Reduce efectos negativos de los antibióticos.

Pero cuando hablo de yogures no hace falta que sean yogures activia. Un yogur normal, natural, sin azúcar ni edulcorantes también puede beneficiarte.

Ah! tampoco los de frutas, están cargados de azúcar.

Y no solo puedes encontrar los probióticos en los yogures, también están en el kéfir, kombucha, pepinillos, tempeh, chucrut, kimchi y miso.

 

  • Incluye té en tu día a día

Sobre todo, el té verde, porque es diurético, ayuda a eliminar toxinas y depurar. Previene el estreñimiento y ayuda a combatir los gases y los dolores estomacales.

Pero también el té rojo, rooibos (sin teína) son buenas opciones.

 

  • ¿Con o sin lactosa?

Hay mucha gente que después de beber un vaso de leche se nota más hinchado, y que no le sienta bien, esto es normal, porque los adultos no metabolizamos la lactosa como cuando somos niños.

Una buena idea es pasarte a sin lactosa, aunque mejor aún si es bebida vegetal, eso sí, tanto si te decantas por una u otra, que sea con la mínima cantidad de azúcar posible. Siempre mejor si lleva menos de 4 gramos por cada 100 ml.

Pinterest

  • Cena pronto

Lo ideal es cenar como tarde a las 9 de la noche, aparte de que el horario de la cena influye en la pérdida de peso, también lo hace a la hora de conseguir un abdomen plano.

Procura también que la cena sea ligera, que sea siempre compuesta de verduras (crema, vapor, plancha) junto con una proteína animal o vegetal (pescado al papillote, tortilla francesa, tofu)

 

  • ¿Hidratos de carbono sí o no?

Para mí son imprescindibles en la dieta, no hay que demonizarlos, solo hay que saber cuándo comerlos.

En el desayuno es el mejor momento del día para consumirlos, pues tenemos toda una jornada por delante para gastarlos. Siempre deben ser integrales, avena, centeno, espelta o trigo sarraceno.

Si se ingieren en grandes cantidades, el cuerpo no lo gasta todo  y lo que no llega a utilizarse se transofrma en glucógeno como ya te conté.

En la comida tampoco pueden faltar, y siempre cereales complejos, arroz integral, quinoa, batata son los mejores.

En la noche es mejor optar por los presentes en las verduras.

 

  • Come despacio

Es fundamental dedicar al menos 30 minutos a la comida, sin tv, sin teléfonos.

Los alimentos bien triturados ayudan a que la digestión sea más facil y rápida. Por lo tanto menos hinchazón abdominal y un vientre más plano.Guardar

Guardar

Opt In Image
Guía de Meal Prep Saludable para mujeres activas
Este ebook ayuda a mujeres ocupadas y activas a cocinar en una tarde la comida de la semana y además te ayudará a perder peso.

Incluye una guía para que sea más fácil comprar alimentos saludables (contiene marcas de productos)

Pin It on Pinterest

Share This